lunes, 2 de marzo de 2009

Seguíamos siendo pocos ...

Eramos pocos y parió la abuela, como no había bastante follón con el EEES, la competencia tuvo que hacerse notar.

Seguimos siendo pocos y ahora pare la abuela materna. Como sólo hemos perdido el 20% de poder adquisitivo en los últimos 15 años (ver detalles aquí), vamos camino de una congelación salarial. Eso del 20% se dice fácil, pero significa no percibir una de cada cinco pesetas (entonces era esa la moneda), que dicho así duele mucho más.

El asunto ya se comentaba ayer en la bitácora de Antonio Arias, y había propuestas más imaginativas como cerrar el Senado o reducir un 10% el número de parlamentarios en los parlamentos autónomos. Yo considero que, de forma general, en esto de los funcionarios se tiende al un circulo vicioso fatal: como trabajan poco, que cobren poco, y como cobran poco se sienten legitimados a trabajar menos, y así sucesivamente. Y como en realidad hay trabajo que hacer el círculo se rompe subcontratando. Así el trabajo lo hacen personas en una situación más inestable y ganando menos (ah, y con un jefe, y ese si sale beneficiado de la película). Así que no tengo yo nada claro que haya que seguir por ese camino, claro que como soy funcionario no deja de ser una opinión evidentemente parcial.
Publicar un comentario