viernes, 16 de diciembre de 2011

Mentiras descaradas (y sutiles) en gráficas

Gracias al tuiter de John Allen Paulos llego a una entrada de Media Matters en la que se analizan las falsedades en la representación gráfica que hace una cadena de televisión (la Fox, claro) para afearle a Obama los datos de desempleo, que en realidad han mejorado últimamente. Curiosamente, se le puede dar una vuelta más al argumento. Veamos las figuras:
Esta es la figura que presentaba el telediario Fox News el pasado lunes 12 de enero para ilustrar la evolución de la tasa de desempleo en el último año, siendo Obama presidente. Una cosa muy buena que tiene el gráfico es que da los valores numéricos, lo que permite trazar unas líneas y ...
Y comprobar que 8,6 es mayor que 8,8. De hecho el 8,6 de noviembre se representa con la misma altura que el 9 de abril. No hay "error informático" imaginable que pueda llevar a esa representación. La falsedad de la representación es impresionante. Dado que además el gráfico apoya la tesis de la cadena de que el actual presidente lo hace todo mal, lleva a dudar del famoso aforismo: no atribuyas a la maldad lo que se pueda explicar por simple estupidez. En este caso va a ser trampa malvada.

Y para dejar clara la verdadera apariencia de los datos, en la entrada se incluye la siguiente gráfica:
Es muy llamativa la caída del último mes, pero es que desde junio la tendencia es a disminuir... pero si nos fijamos, este gráfico representa un trozo muy pequeño de los datos, sólo dónde hay variación. ¿Es esa de verdad una representación "sincera"? Para comprobarlo he representado los datos (no iba a ser solo cosa de copiar) de tal forma que aparezca el origen de la escala, el cero:
Sobre la larga sombra del 9% visto en toda su longitud, la "enrme variación" del gráfico anterior apenas se aprecia.

La primera mentira, la de la Fox, lo es sin paliativos, una manipulación de la información (información en formato gráfico pero información a fin de cuentas) verdaderamente escandalosa. En el segundo caso, la gráfica no enfatiza "toda la verdad" (como en el juramento de las películas: la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad). Pero no esconde nada, el eje de los porcentajes está perfectamente rotulado y uno debe leerlo para interpretar fielmente el gráfico. Estamos dentro del límite de una representación visual respetuosa con los datos que transmite un mensaje. En mi opinión es una gráfica decente.
Publicar un comentario en la entrada