martes, 21 de enero de 2014

El tejido de la realidad

"La mecánica cuántica me excita, es como ver la naturaleza desnuda" dice Sheldon en un capítulo de The Big Bang Theory.

Neo, el protagonista de Matrix alcanza un nivel superior cuando es capaz de percibir a la vez una realidad (los agentes que le quieren golpear) y el código en el que esa realidad está programada. Ese momento está magníficamente representado por la icónica imagen adjunta.

Anoche me comunicaban malas noticias respecto del estado de salud de una amiga. Esta mañana, un hueco entre las nubes que permitía el paso del sol radiante y ha sido el primer momento en que la tristeza ha aflojado un poco. Claro, la melatonina y la serotonina han empezado a intercambiarse activadas por la detección de intensidades altas de radiación en la retina. Una bebida caliente también ayudará, incluso Sheldon también tiene automatizada la respuesta de bebida caliente ante un amigo entristecido. 

La tristeza está en un plano de realidad equivalente al de Matrix, mientras que las hormonas y sus disparadores fisicoquímicos (luz solar, bebida caliente, alcohol, etc.) están en el plano inferior, en el del código de las película (representado en verde como las pantallas monocromas de ordenadores ancestrales). ¿Inferior? si, inferior en el sentido de que es el sustrato físico que permite el siguiente nivel. Y no solo hay dos, hay más niveles por debajo. El código correrá en algún tipo de microprocesador, y así sucesivamente.

Esos extraños momentos en que percibes casi simultáneos los dos planos producen una extraña sensación de armonía, de paz. Si recordáis la película, tras la imagen de la figura verde, Neo lucha con el agente Smith con una sola mano, con total tranquilidad, incluso bosteza. Ese rayo de sol y la capacidad física e intelectual de disfrutarlo no le van a devolver la salud a mi amiga, pero me ayudan a mi a luchar con ese agente Smith de la tristeza. El sustrato físico de los sentimientos no los elimina, pero ayuda a hackearlos gestionarlos.

Publicar un comentario