miércoles, 27 de enero de 2016

De Pollock al hongo nuclear (un viaje en vídeo. Segunda parte)

(Continúa de aquí, y en realidad también del episodio cero en Next Door)

Las ideas raramente son radicalmente originales en una sola persona. Distintos individuos interaccionando, directamente en ocasiones y leyéndose otras, van dando pasos en una dirección nueva. Tumbar un lienzo en el suelo y chorrear pintura sobre él puede parecernos hoy poca innovación, pero alguien tuvo que hacerlo por primera vez.



Diego Rivera (1), José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros on los tres principales exponentes del muralismo Mexicano, un movimiento artístico hijo de la revolución Mexicana y reforzado por los grandes desastres de comienzos del S XX como la guerra mundial o la gran depresión. Era la vertiente artística de un movimiento intelectual y político que pretendía la transformación social. Rivera y Siqueiros fueron abiertamente comunistas, el segundo pasó temporadas en la cárcel, Orozco en cambio centró su obra en los grandes valores humanos de un modo menos político. La necesidad de pintar más grande llevaron a Siqueiros a empeñarse en investigar materiales y técnicas, quería "llevar a la realidad una idea que desde 1920 teníamos Diego Rivera y yo, es decir la creación de un verdadero taller de muralismo donde se ensayaran nuevas técnicas de pinturas, materiales, aspectos geométricos, perspectivas, etc.”.

En 1936 Siqueiros organizó un taller experimental en Nueva York al que asistieron Jackson Pollock (¿y su hermana?(2) ). Allí aprendió técnicas y planteamientos que sin duda fueron uno de los gérmenes que fructificarían en su obra. Una de ellas probablemente fue la técnica de pintura accidental. Esta técnica consiste en verter una capa de pintura sobre otra (sobre un lienzo horizontal). Cuando la capa de abajo es menos densa y quiere flotar en la de arriba surgen maravillosas figuras. Lo vemos en este estupendo vídeo del Instituto de Estudios Estéticos y el Instituto de Investigación en Materiales de la Universidad Autónoma de México:


La pintura accidental de Siqueiros es un caso particular de la inestabilidad de Rayleigh -Taylor. Esta inestabilidad da lugar a una figuras espectaculares. En el siguiente vídeo vemos una simulación (en este caso no son resultados observados sino calculados) de un corte vertical de una mezcla de dos líquidos de diferentes densidades:


La inestabilidad de Rayleigh -Taylor se produce cuando un fluido de menor densidad está debajo de uno de mayor, y ha de abrirse paso para flotar sobre él y en el camino se riza y desmembra en torbellinos cada vez más pequeños. Esa situación se produce en la detonación de una bomba termonuclear, ya que como producto de la explosión el aire de su entorno se calienta mucho más que el de capas superiores. Ese aire caliente y cargado de humos que quiere subir da lugar al hongo radiactivo, la manifestación más brutal de la inestabilidad de Rayleigh -Taylor, uno de los diversos aspectos científicos que surgen de la obra de Pollock.


-----------
(1) Diego Rivera fue "marido de Frida Khalo", uno de los pocos casos en que es al varón al que se hace referencia como miembro de la pareja. Y es que Frida Khalo es un personaje tan icónico... pero esta historia se sale mucho del tema.
(2) Se conseva una carta que la manda Siqueiros a Pollock, pero que va dirigida a tres personas, Jackson Pollock, Sandy Pollock y Harlod Lehman (ver aquí), pero no encuentro más referencias a Sandy Pollock (aparte de una cocinera actual que claramente no es aquella). 

Bibliografía (aparte de la ya citada):
Wikipedia: Siqueiros, Muralismo Mexicano, Rivera, Orozco, Pollock
Polémica sobre el encuentro Pollock Siqueiros: En Clarín, En La Jornada  (de la UNAM)  Archives of the American Art


 
Publicar un comentario