miércoles, 24 de mayo de 2017

Metáforas visuales (gráficas en 4 gráficos)

Las gráficas son artificios de representación de datos que utilizan metáforas visuales para que esos unos valores numéricos resulten directamente perceptibles por la vista, enfatizando además algunas de sus características. En algunos casos la simple presentación de los datos de una forma adecuada es ya la gráfica en si misma (algunos se han creado como chistes):

A partir de ahí, algunas representaciones muestran el objeto a representar un poco más estilizado, pero aún reconocible:


Estos perfiles de etapa ciclista muestra la carretera como una cinta gris vista en perspectiva, pero eliminando las curvas, se pone todo el trazado en una línea recta que se convierte en el eje x de una gráfica. Aunque si de verdad es una gráfica la representación artística tridimensional (en perspectiva) es una muy mala solución (dificulta la medida de los valores y transmite impresiones que no se corresponden con los datos). Seguramente esta "infografía" es algo a medio camino entre una representación artística de la carretera de verdad y una gráfica propiamente dicha. Como gráfica no es buena (por lo de la perspectiva), pero ayuda a entender las metáforas que están tras las representaciones gráficas de datos.

Luego ya, en función del mensaje que se quiere transmitir con la representación de los datos (y que debe de existir en los datos, claro, si no estas mintiendo con ellos) se puede elegir entre un buen montón de gráficas, metáforas visuales que en algunos casos ya nos son tan obvias como las que veíamos al comienzo.

La elección de la gráfica adecuada es muy importante. Si se ponen los datos disponibles en una representación cualquiera lo que se transmite no tiene por qué se lo que los datos realmente significan. En un ejemplo reciente se mostraban los datos de terremotos en Pamplona como si la tierra estuviera temblando desde 1902, una mala elección de la representación de esos datos. Metáfora incorrecta.



lunes, 22 de mayo de 2017

Racismo

De alguna manera creemos que el racismo es algo del pasado, que queda racismo residual pero nadie lo profesa de forma abierta, consciente, contundente. Y si alguien realmente lo cree probablemente será una persona marginal. Error.

Visitando algún museo en Atlanta (GA, USA) hace unos años me llamaron la atención carteles de "coloured only" que habían estado en vigor hasta casi mi adolescencia. El racismo institucional no era cosa de otra época, era algo que ocurría en la primera potencia mundial durante mi vida. Afortunadamente de eso hace ya algunas décadas y la sociedad ha evolucionado rápidamente ¿no? Error.

En aquel año que viví en Atlanta, un vigilante vecinal asesino a un niño negro porque le pareció peligroso. Era un adolescente que volvía de comprar golosinas y se probó más allá de toda duda que no solo no iba armado, sino que no había hecho nada inapropiado, nada que remotamente justificara un balazo, salvo ser negro, eso sí. Sería un error individual del vigilante que el aparato del estado corregiría adecuadamente ¿no? Error.

El vigilante ni siquiera fue detenido esa noche. Sobre el terreno la policía determino que el disparo fue en defensa propia y ni siquiera hubo cargos (¿defensa propia? ¿Qué ley es esa? ¿Los policías in situ evalúan esas cosas?). La presión popular acabó forzando un juicio, pero el asesino salió absuelto. No fue un asesinato, fue un "desgraciado accidente". El caso de Travon Martin será un caso aislado que raramente ocurre en un país moderno como Estados Unidos ¿no? Error.

Y en el colmo de la desfachatez, en uno de tantos juicios por asesinatos de negros inocentes a manos de policías, el abogado defensor le pide al juez que se recuse porque es negro. Y quizá un juez negro pueda verse inclinado a no mantener la tradición de exonerar el asesinato de negros inocentes.

Por lo menos esta vez sí que habrá una condena y, por fin, comenzaremos a ver el cambio de dirección y el camino hacia la eliminación del racismo ¿no? Error, probablemente. Los que asesinan negros solo por serlo, en ocasiones, también son negros. Me gustaría ver cómo termina este juicio. En todo caso, la simple petición del abogado ya es muestra más que suficiente del brutal nivel de racismo existente. Por más que insistamos en nuestra imagen mental de que eso son cosas del pasado y van en buena dirección.

Y por si había alguna duda, justo antes de darle al botón de publicar veo esto.
Las vidas de los negros no importan, y es algo horrible.

 
PS. Me ha ayudado a perder esas gafas de color de rosa el maravilloso libro "Entre el mundo y yo" de Ta-Nehisi Coates, escrito con gran belleza y que describe desde dentro la brutalidad de este racismo tan plenamente vigente.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Postverdad en la ducha

En ese momento de libertad mental absoluta que es la ducha, de repente te fijas... WTF!

¿Cómo va a ser a la ver un fórmula nueva y original y clásico? Es una contradicción en términos. Se debería llamar gel oxímoron.

No se cuantas veces habré pasado la vista por ese tipo de contradicciones sin que me llamen la atención. Forman parte del paisaje. Pero eso es muy peligroso, porque si nos acostumbramos a aparcar los hechos a la hora de vivir el día a día podemos creer que todo es posible y eso no es así. Es un ejemplo doméstico de eso que han dado en llamar postverdad. O "alternative facts" como dicen Trump y sus colegas. Puedes disfrutar del clasicismo original o de la nueva fórmula, todo es subjetivo.

Hay quien dice que eso de hablar de "postverdad" es postureo linguístico, que deberíamos hablar de "mentira". Pero creo que es otro nivel. Es a la hora de juzgar como es realmente la fórmula del jabón cuando podemos decidir si el reclamo publicitario es verdad o mentira, viendo si se corresponde con la realidad. Probablemente ninguno de los dos reclamos sea verdadero. Lo más probable es que no sea la fórmula original que utilizó la marca en sus primeraos años, pero tampoco será una fórmula novedosa de hace un mes... La posverdad es que te ofrezco dos enunciados alternativos (falsos e irrelevantes, por cierto) para que te sientas feliz y elijas el hecho alternativo que te encaje mejor.

Son enunciados irrelevantes porque hacen referencia al sustrato físico del jabón, mientras que lo que uno disfruta es la experiencia que ese sustrato produce: la fragancia, la textura y ese tipo de cosas. De alguna forma parece que apelar al sustrato físico de algo da importancia y seriedad, pero si lo pensamos es mera impostura.

Cerramos el grifo, se acabó la ducha. Menos mal que ahora al salir a la calle, en el mundo real, estaremos a salvo de esta peligrosa tendencia a los hechos alternativos ¿no? ¿NO? Snif!

------
Ayer puse la foto en tuiter y una versión superresumida del argumento, ver.

martes, 16 de mayo de 2017

Pseudociencias peligrosas con avales oficiales


La libertad de expresión y la de reunión son esenciales. Debe haber muy buenas razones para limitarlas. Otra cosa es dar apoyo oficil a cualquier cosa. Un personaje que vive de vender falsas esperanzas en forma de entradas a sus charlas o saquitos de hierbas no debería contar con el apoyo de instituciones como ayuntamientos o gobiernos; menos aún de instituciones destinadas a la creación y difusión del conocimiento científico, como las universidades. Esta razón nos ha llevado a mandar a los periódicos este texto cofirmado por Ignacio Lóez Goñi, de la Universidad de Navarra, Javier Armentia, del Planterario de Pamplona y yo de la Universidad Pública de Navarra. (el texto completo y un comentario extra en el blog de Javier)

Estamos esperando que se retire el apoyo oficial a la anunciada charla de Pamiés en Pamplona.

lunes, 15 de mayo de 2017

#Pint17PNA

Un año más, y van 3, Pamplona se une al festival internacional Pint of Science. 10 países, en España 42 ciudades, cientos de bares, miles de charlas, todo un movidón.

Ayer tuvimos la inaguración en el IDpuntoCERO, y estuvo muy bien. El sitio se llenó, la charla estuvo muy bien, la gente preguntó y todo el mudo salió muy contento y satisfecho. Esperemos que en los dos días que nos quedan por delante sigamos con ese nivel. Seguro que sí.

Que las cosas se hagan de forma coordinada y sincronizada genera mucho más impacto social, y eso es bueno y por eso se hace. Pero también tiene problemas; como dijo JFK, el éxito tiene mucho padres. Esperemos que las posibles tensiones entre unos padres y otros no den al traste con el evento. En fin, ya glosaremos los problemas del festival cuando haya acabado. Mientras, sigamos yendo a los bares a escuchar apasionantes historias de ciencia. Os invito a conocer a nuestros maravillosos ponentes, que están un poco escondidos detrás de los "eventos" en la web corporativa (AQUI), pero pinchando ahí se ven los títulos de las charlas reales y los nombres de los ponentes.

Por cierto, nos entrevistaron en Radio Euskadi para hablar de ciencia en bares y el Pint. El audio del programa AQUÍ.

(ya acabado el evento, un Storify con los mejores comentariosy fotos)

miércoles, 19 de abril de 2017

Lo aprendido en el aula, se queda en el aula

Todos los años, el día anterior a ir al laboratorio explicaba en clase lo que habría que hacer allí, el equipamiento disponible y las actividades a realizar. Todos los años, al llegar al laboratorio preguntaban como si la clase anterior no hubiese existido. Llegué a proyectar en el aula fotos del laboratorio al que iríamos al día siguiente. Ni por esas.

Dudaba si mi capacidad de explicación era muy escasa o si las entendederas de los estudiantes eran las limitadas. Pero en otras muchas actividades nos iba muy bien, lo que yo explicaba ellos lo entendían sin dificultad. Estaba muy desconcertado hasta que alguien me dijo: “especificidad de dominio”.

Aunque puede ser una utilización un poco libre de un concepto técnicamente enrevesado (ver 1, 2), permite explicar muy bien la situación. Lo que se aprende en el aula vale en el aula y lo del laboratorio vale en el laboratorio, pero no se cruzan. Es algo que en realidad todos hemos experimentado muchas veces, ya sea como profesores o como alumnos. Cinco menos tres no lo sabe pero cinco euros menos tres euros lo responde de inmediato. Los vectores de matemáticas no son los mismos que los de física. Lo aprendido en una asignatura no se traslada a otra con naturalidad prácticamente jamás.

Resulta pues que no es que el profesor sea malo, el plan de estudios inadecuado o los estudiantes unos zotes, es que nuestra mente funciona así. Igual que nos engañan las ilusiones ópticas irremediablemente, lo que aprendemos en un contexto solo es operativo en ese contexto. La versión educativa de una frase clásica: What learned in Vegas, stays in Vegas.

Afortunadamente  la especificidad de dominio del aprendizaje se puede superar: con el tiempo se produce un proceso de maduración de lo aprendido, se asientan los conocimientos y de alguna forma se liberan del contexto que los generó. Entonces ya son utilizables en diferentes situaciones. Ya no te lías aunque encuentres una concepto expresado con diferentes notaciones. ¿Cómo se produce esa maduración de lo aprendido? Ojalá lo supiéramos, pero parece que no es ni mucho menos sencillo. En mi opinión, muchas de las discusiones que se dan sobre la cosa educativa parten de hipótesis alternativas sobre cómo se produce esa generalización del conocimiento (“desespecificación” habría que decir), pero en eso ya entraremos en un próxima ocasión.

viernes, 7 de abril de 2017

Destejiendo la depresión

¿Cómo es posible que quieran reducir el amor a un conjunto de reacciones químicas? Se preguntan algunos. Se escandalizan de que cada vez se conozca más del sustraro físico de las emociones. Como si el hecho de tener un sustrato le quitara realidad, importancia o humanidad a las emociones mismas. Esa idea de que el conocimiento empobrece la experiencia humana es de larga tradición; se quejaba Keats en su poema de que Newton destruía la belleza del arco iris al explicar su sustrato físico, destejiendo el arco iris.

El conocimiento del sustrato físico de las emociones es especialmente importante cuando éstas se tornan patológicas. La pena es un sentimiento natural, quizá no de los más agradables pero importante en nuestra experiencia personal y que ayuda a conformar nuestro comportamiento. Sin embargo cuando la pena se vuelve crónica y se independiza de las causas que pudieron originarla (una muerte, un desengaño, …) , la cosa se vuelve problemática. Entonces ya no hablamos de pena sino de depresión.

Hay quien no entiende que la depresión es algo más que estar triste y apenado, hay quien piensa que la persona con depresión es “culpable” de su situación (no es esfuerza bastante, no “lucha”)… Estos prejuicios suman incomprensión y estigma social al sufrimiento que ya de por si produce la enfermedad a quien la sufre. Estos prejuicios, en gran medida, nacen de la ignorancia.

Nuestra vida se desarrolla (al menos) en dos planos distintos, el de la experiencia consciente y el de su sustrato fisiológico. En el primero sentimos cariño o pena mientras que en el segundo aumenta nuestro nivel de cortisol o se activa determinada zona del cerebro. Ambos planos interaccionan entre sí en un delicado equilibrio. Y cuando el equilibrio se rompe por alguna disfunción y sobreviene la enfermedad también tiene reflejo en ambos planos y ha de restablecerse delicadamente. Tan incompleto (y falso) es pensar que “una pastilla” reparará el plano fisiológico y todo se resolverá como pensar que “luchando” mentalmente en el plano consciente ocurrirá lo mismo. 

Confiemos en que el conocimiento científico continúe avanzando en todo este abanico de cuestiones y se pueda ir destejiendo la depresión.


---------
Con este texto quiero contribuir a la iniciativa "7 de abril, hablemos de la depresión"  promovida por la OMS en última instancia y por Dolores Bueno desde Naukas y Next Door Publishers de forma más próxima.

Relacionado con esto (parcialmente) había escrito antes sobre el suicidio (1 y 2) y sobre los dos planos de la realidad.

La figura es un cuadro de Alex Alemany, tomado realmente de este sitio.

viernes, 31 de marzo de 2017

Ciencia patológica y patología editorial

La Asociación Española de Comunicación Científica y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV organizan una interesante sesión sobre la problemática de la "ciencia a presión". Han tenido a bien invitarme para que continúe con esas cosas del fraude científico de las que ya comentamos tiempo atrás. La presentación es la siguiente:

jueves, 30 de marzo de 2017

Diseño para todas las personas

Una vez más me han invitado a las Jornadas de Diseño de la Escuela Superior de Arte y Diseño de Corella. Todo un honor. La charla de este año va sobre como el diseño ayuda a hacer un mundo mejor. Lo que se proyectó es esto:


jueves, 23 de marzo de 2017

¿Emprendedor? (Cómo leer periódicos gilipollas)

Tras aumentar enormemente la productividad, el trabajo existente para darnos a todos de comer (y varios caprichitos más) no alcanza para todas las personas.

Esto se puede afrontar como algo sistémico y buscar soluciones globales (desde la política, la sociología, ...) o se puede individualizar. Tú serás de los que trabajen si te inventas tu propio trabajo. Y eso es algo que hay que dignificar.

Siempre han existido personas subcontratadas, autónomas, freelances... en resumen, formas de trabajo sin horario, sin derecho a estar enfermo, sin derecho a casi nada y con bajos sueldos. Entonces se inventó del nombre "emprendedor" y comenzó una enorme campaña de dignificación del mismo. No quiero decir que haya unas fuerzas ocultas que promuevan estas cosas, probablemente sea una característica emergente de la situación social. Ya que he de padecer estas condiciones, por lo menos que sea algo con reconocimiento social.
- ¿Qué es usted, un mierda, un proletario?
- No, por dios, un emprendedor.

Obviamente nadie se siente hoy día proletario, es mucho mejor sentirse "emprendedor". El valor positivo de la palabra es que esa mierda de trabajo que estás "comenzando" (que es lo que significa literalmente "emprendiendo") potencialmente puede convertirse en un gran negocio, una gran empresa. Qué eso no ocurra prácticamente jamás no importa. Parece que proletario es algo esencial, de lo que nunca se sale, mientras que emprendedor es una fase transitoria hacia el éxito. Pues no. A efectos prácticos, estadísticamente, son lo mismo.

Y ya contraponer la ficción del emprendedor con el único tipo de trabajo estable y con razonables derechos laborales que (aún) existe como si lo segundo fuera una abominación es algo de una indignidad que no encuentro palabras para describir (salvo insultos gruesos).

Ojalá mis hijos tengan un futuro laboral lleno de éxitos, en el camino que ellos elijan, pero que no se dejen engañar por gilipolleces. También confío en que los medios que dan pábulo a estas bobadas continúen su indefectible camino hacia la desaparición.

Disclaimer: Todo lo anterior sin prejuicio de los auténticos jóves empresarios que realmente arrancan visionarios proyectos de riesgo a un gran coste personal y que generan un enorme beneficio social. Porque los auténticos emprendedores si existen, han existido eiempre y no han sido educados para ello con recetillas de tabloide rancio.

miércoles, 22 de marzo de 2017

En la radio, sobre deshonestidad científica

La semana que viene hay una interesantísima jornada titulada "Producir o perecer: ciencia a presión". Sobre eso me han preguntado hoy en Onda Vasca y hemos charlado un rato. Un buen aperitivo para la jornada. Dejo a continuación el podcast, que tiene de regalo a Armentia hablando del cambio de hora y husos horarios y a Santiago Gaztelumendi hablando del día meteorológico mundial.


domingo, 12 de marzo de 2017

Sobre las tareas escolares de mis hijos

Es recurrente el debate sobre la cantidad de tarea que tienen los escolares hoy día. Enseguida se organizan grandes grescas porque cada contendiente habla de una cosa distinta. Todos estamos de acuerdo en que un niño de 5 años no debería tener dos horas diarias de tarea y que uno de 15 es razonable que tenga media o una. La dificultad está en encontrar el término medio adecuado. A este respecto mi opinión se basa en la experiencia desde la paternidad.

Siempre quisimos reforzar la actividad de los maestros y jamás recomendamos a nuestros hijos que dejaran de hacerla o que fuera inadecuada… pero cada vez hubo que tragar más quina para mantener el papel. De la mayor al pequeño van 8 años, y en ese tiempo hemos visto que las tareas comenzaban cada vez más pequeños, eran de mayor duración y, lo verdaderamente dramático, más irrelevantes.

Tarea de inglés: colorear (cosa que, lejos de ser un entretenimiento, mis hijos han odiado siempre). Tarea de matemáticas: escribir en una cuadrícula los números del 1 al 100 (sabiendo contar a la perfección desde hace meses). Los ejemplos serían inacabables. Hablamos con las tutoras y tutores muchas veces. La respuesta típica es que toda la clase debía hacer la misma tarea, a unos les resultaría aburrida y a otros inalcanzable, pero la justicia parece ser el mismo café para todos.

Otro frente de batalla fue la agenda, porque para saber la tarea que tienes hay que llevar una agenda. Se supone que hacerlo, apuntar lo que se manda y saberlo consultar, es obvio; nadie lo enseñó nunca pero se exigió siempre. Y si no lo hacen bien… es problema de ellos.

La última queja es la escasa realimentación del proceso. Si no se recoge, se corrige y se valora la tarea con sistemática ¿para qué se manda? Se hacen controles aleatorios para verificar si la hacen o no pero no se corrige con sistemática. Entonces se percibe más como una pura carga de trabajo (casi un castigo) que como una actividad educativa de pleno derecho.

En resumen, mi queja respecto de las tareas (que no sé si es la más habitual) consiste en lo siguiente:
-    Tarea igual para todos, no orientada a objetivos individuales de cada alumno
-    Objetivos inespecíficos: “que aprendan a concentrarse para el futuro” y cosas así
-    Abundancia de tareas irrelevantes y desmotivadoras
-    Escasa realimentación con las tareas que eran de cierta entidad e interés
-    Aumento importante de la cantidad de tarea (a cada edad) en los últimos 15 años.

Por supuesto que esto no agota el tema. Está la cuestión de que la tarea profundiza en las diferencias socioculturales entre alumnos, la interferencia con otras actividades que la escuela cubre mal (educación artística, musical y deportiva) que se tienden a desarrollar en extraescolares, o la consideración sobre si el trabajo extra no sería más razonable desarrollarlo en un horario escolar extendido, entre otras. También es importante dejar claro que esta crítica a las tareas de mis hijos no va contra ningún maestro en particular ni contra la profesión en general, sino contra un estado de opinión y un hábito que se ha generalizado poco a poco.

Hasta aquí 530 palabras, no mucho, pero en las próximas discusiones en tuiter ya tendré algo a lo que referirme un poco más extenso que los 140 caracteres ;-)

miércoles, 22 de febrero de 2017

¿Enseñamos a hacer raíces cuadradas?

En la web profunda (listas de correos en este caso) hay contenidos estupendos. Me voy a permitir airear aquí mi pequeña aportación a una conversación, y a ver si se anima el resto a hacer lo mismo.

Preguntaba un colega:
Qué cosas merece la pena enseñar por su carácter práctico o formativo y cuáles deben descartarse (una vez entendido el concepto,) y dejado a las máquinas?

Por ejemplo:
- Tiene sentido conocer el algoritmo para hacer raíces cuadradas?
- ¿Integrales? (Me refiero a la resolución, o al planteamiento del problema)
- Paso de un sistema de numeracióna otro

Para aproximarme a la respuesta a mi se me ocurren 3 ideas generales:

(1) Cultura es lo que queda después de haber olvidado lo que una vez se aprendió (A. Maurois)

(2) "Valor formativo" (concepto desarrollado con la implantación de los proyectos de intercambio Erasmus): Conjuntos de conocimiento diferentes pero que aportan "lo mismo" a la formación. (Ej. Conocer algunas u otras capitales, lo importante es saber que los países tienen capital y que te suenen algunos nombres)

(3) Referentes culturales como elemento de socialización: Historia, geografía, fauna y flora locales sirven para "hacer comunidad" de esa localidad.
 
A partir de ahí concluiría que habría que dejar algunos algoritmos por "folclóricos": por su valor formativo y como referente cultural. Pero pocos. Mejor dedicar más tiempo a conocimientos que resultan más interesantes para los estudiantes y entroncan más con el día a día. Entiendo que es poca concreción, para profundizar más haría falta conocer mejor detalles del caso particular. De los tres ejemplos de la pregunta quizá dejaría (solamente) el de pasar de un sistema de numeración a otro.
-----------
La imagen la he tomado de aquí

domingo, 19 de febrero de 2017

Wifi, debates y noticias

Tras el último "debate" al que me invitaron sobre los efectos del WiFi en la salud decidí no ir a más; pero no se si mantendré mi palabra, dejarles el terreno libre a los charlatanes no es buen plan tampoco. En esos debates "cara a cara" los charlatanes se permiten cualquier género de mentira sin inmutarse, y cada una de ellas, soltada en 15 segundos, requeriría de horas para desmontarla correctamente. Así que estás perdido antes de empezar. Además casi todos los asistentes tienen ya postura fuertemente tomada, así que no hay a quien convencer.

Lo verdaderamente positivo de este debate ha sido que diera lugar a piezas en medios de comunicación que han resultado mucho más adecuadas que el debate en si. Una en radio que ya puse aquí y otra en televisión que dejo a continuación, son 3 minutos de teleberri:

martes, 14 de febrero de 2017

Niñas científicas


El pasado día 11 se celebró el día internacional de la mujer y la niña en la ciencia. Se trata de romper el prejuicio de que eso es demasiado difícil para ellas. Hay demasiados prejuicios, sociales, familiares, de género, de clase...

Es difícil en ocasiones trabajar por ese objetivo. Hubo una campaña de la UE de científicas con tacones bastante lamentable. Intentaba hacer compatible el estereotipo de mujer femenina con tacones con la profesión de científica... pero parece que se excedía con el estereotipo. También hubo cierta polémica con la camiseta "no quiero ser princesa, quiero ser científica", como si fueran opciones necesariamente excluyentes.

La ciencia no tiene nada que la haga "cosa de hombres", nada la hace incompatible con cualquier modelo de feminidad que una mujer quiera desarrollar. Es una actividad maravillosa a la que poderse dedicar, como a cualquier otra. A ver si derribando estereotipos se puede conquistar la auténtica libertad de elegir.

lunes, 13 de febrero de 2017

Científicos independientes y amigos

Hace unas semanas comentaba la importancia del funcionariado para disponer de científicos independientes. Un amigo mío, geólogo, ha sido despedido como profesor universitario tras 25 años en UNa universidad en gran medida (quizá exclusivamente) por las opiniones que sostiene basadas en su juicio técnico.

Hoy le dedica Javier Armentia su columna al tema y el interesado lo contó en su blog hace unos días (ver).


Yo no tengo más que añadir salvo solidarizarme ¡Ánimo Antonio!

jueves, 9 de febrero de 2017

Ciencia, política y Garoña

No conozco suficiente los detalles técnicos que sustancian el permiso de reapertura. Algunos de los argumentos que he oído en su contra son técnicamente absurdos. Decir que es gemela de Fukushima en vez de argumento en contra debería ser a favor, ya que fue capaz de soportar un evento descomunal (terremoto, tsunami y black out) y sufrir solo daños moderados. Pero por otro lado no tengo nada claro que las extensiones de vida más allá de unos poquitos años sean buena cosa. Si por mi fuera preferiría la construcción de reactores nuevos de potencias más bajas y seguridad pasiva... pero, en cualquier caso, la decisión es política.

Las decisiones sobre obras e instalaciones de interés social son políticas, no técnicas. Tienen un importante sustrato técnico, sin duda, ya que lo posible y su costo están definidos en términos técnicos. Qué trazado de una autopista de Madrid a Cuenca es más barato, o qué viaducto es imposible con la tecnología actual son informes técnicos que deben sustanciar la decisión, pero la solución final es política. Al final a unos les expropiarán tierras y a otros no, unos vivirán al lado de la nueva vía y otros lejísimos. Ponderar beneficiados, perjudicados, costes y beneficios es cosa del procomún, de la Política.

Reabrir Garoña entra es esa categoría. El soporte técnico debe decir qué niveles de seguridad hay, qué reformas son imprescindibles para un funcionamiento con garantías, etc. Pero al final, unos son beneficiados y otros perjudicados. Unos tendrán trabajo, otros ganaran dinero, otros vivirán riesgos reales y sufrirán por peligros seguramente percibidos más grandes de lo que son. Y eso lo han de dirimir los representantes de todos.

Creo que tan absurdo como que los políticos decidan redondear PI es que los ingenieros decidan si hay que reabrir o no una central nuclear. Los conocimientos científicos no son democráticos y las decisiones sociales no son técnicas.

Por parte de los técnicos, más que insultos a los "ecologistas", me gustaría escuchar un buen (1) argumentario sobre la seguridad de las extensiones de vida. 

---
(1) Bueno en este contexto quiere decir divulgativo, que no se esconda en oscuro tecnicismos, pertinente, que evalúe riesgos razonablemente, etc.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Dar conversación


Todos los niños dibujan. Luego casi todo el mundo deja de hacerlo y quienes continúan aprenden a hacerlo bien... yo no estoy en esas categorías ;-P

lunes, 6 de febrero de 2017

¿Burocracia docente?

Por si alguien tiene alguna duda de a qué nos referimos cuando hablamos de burocracia docente, dejo a continuación el resumen de mi última tarea (es todo real)

 
- Por favor, rellena la ficha docente de la asignatura X. Ya sé que no se va a impartir de momento, pero tiene que estar completa la oferta. Ten cuidado con que todo resulte coincidente con la última versión de la memoria verificada ANECA del título a que corresponde. No te llevará más que un ratito.

1.- Buscar la memoria verificada ANECA en la web de la universidad, utilizando google, claro, intentar navegar y llegar a puerto en una página corporativa es temerario.
2.- Encontrada la memoria se baja el pdf y se escrutan las 60 páginas hasta encontrar la correspondiente referencia a la asignatura X.
3.- Se copian los apartados correspondientes en un documento (por ejemplo txt)
4.- Se busca un archivo con la estructura de las fichas docentes porque, claro, la aplicación informática donde se alojan no está abierta ahora. Además yo no tengo asignada esa asignatura, así que no tendría acceso aunque lo estuviera.
5.- Encontrado el archivo de otra asignatura se borra lo que había de la original y se deja listo para empezar la nueva.
6.- Se transcriben literales los campos que estaban en la memoria (los que ya teníamos en un txt), que son unos 8 de los 15 de que consta la ficha.
7.- Se inventa algo coherente que poner en los campos restantes.
8.- Se graba y se envía.

Tiempo total empleado 2 horas.

Y además, si un día hay que dar esa asignatura, a saber quién será el afortunado. Aun en el caso de que sea yo, luego me sentiré atado por el valor que puse al examen o por el temario que inventé a toda prisa. No digamos si es alguien totalmente distinto.

De estas hay un montón a lo largo del año. Los juicios de valor los dejo para otro día, que no es cuestión de comenzar con las palabras gruesas... Un ratito, un ratito...

martes, 31 de enero de 2017

¿Cuál es el hecho más fascinante del Universo? (pregunta Naukas 2017)

4ª Edición de la pregunta Naukas. Distintos colaboradores del blog contestan la misma pregunta. Mi contribución de este año, (esta) la dejo también a continuación:

¿Cuál es el hecho más fascinante del Universo?


Yo. Me parece absolutamente fascinante que una reunión temporal de átomos pueda sentir fascinación.

Yo soy un ser humano, un animal, un ser vivo en la superficie de un trozo de roca insignificante alrededor de una estrella cualquiera de una galaxia cualquiera de entre una miríada de ellas. Y soy capaz de saber todo eso y de que me impresione fuertemente.

Lo que hace a un ser humano (animal o ser vivo) no son los átomos que lo componen, de hecho se van sustituyendo unos por otros. Lo fundamental es la estructura, una cierta forma de organización que se automantiene y es capaz de reproducirse. Es algo parecido a un remolino en el agua de un río. El remolino es agua, lo que le da unidad es que estructura que se mantiene a lo largo del tiempo, incluso puede dividirse en otros remolinos.

Los torbellinos no parecen ser conscientes de su acuática existencia, son demasiado simples. Lo más fascinante del universo es que unos torbellinos de su propia materia si se planteen que son polvo de estrellas y alucinen con ello. Y por poner un ejemplo de esos torbellinos, yo mismo.

lunes, 23 de enero de 2017

Fotones y fotoncitos

La palabra fotón se ha incorporado ya al habla coloquial, y no solo para referirse a fotografías excelentes, sino a "partículas de luz". Sin embargo la comprensión real del asunto dista de estar tan generalizada.

La luz es una onda electromagnética, una oscilación del campo eléctrico y el magnético que se van propagando encadenadas por el espacio, sin necesidad de un medio material. Pero la descripción cuántica de la naturaleza incluye al campo electromagnético, la luz está "cuantizada". Eso quiere decir, entro otras cosas, que hay una cantidad mínima de campo indivisible, un cuanto. A eso es a lo que se llamó fotón.

La disquisición que llevó a siglos de peleas entre científicos sobre si la luz eran ondas o partículas quedó pues zanjada en un extraño empate. La luz está compuesta por unos entes cuánticos que se manifiestan como partículas o como ondas dependiendo del experimento de que se trate. Seguramente "partícula" y "onda" son conceptos que maneja bien nuestro cerebro, que ha evolucionado en contacto con cosas macroscópicas, y tiene que acabar reduciendo a ellos (aunque sea a una mezcla de los dos) el comportamiento observado de esos entes cuánticos.

Todos los fotones no son iguales. Hay una relación directa entre la energía de un fotón (una característica de la partícula) y su frecuencia (característica de onda). Cuanto más alta la frecuencia de una radiación, mayor energía tienen los fotones de que la componen. Y esto es independiente de la energía total de un puso de radiación. Eso es lo que crea confusión en ocasiones. La luz visible está compuesta por fotones de algunos eV (electronvoltios, unidad de energía) mientras que los rayos X los forman fotones de KeV (kilo electronvoltios), mil veces más energético cada uno. Distinta cosa es que podamos tener una potentísima iluminación visible (compuesta por trillones de fotones) o una muy tenue de rayos X. Pero si es visible los fotones son de su energía, y si son RX de la suya.

Esto es importante porque cada tipo de fotón, cada energía, es capaz de hacer unas cosas si y otras no. Tanto efectos físicos (excitar luminiscencia, ionizar gases, etc.) como efectos biológicos. Una metáfora que puede ayudar a entenderlo sería suponer el haz de radiación como un chorro de partículas macroscópicas. En el extremo de los rayos gamma, los de más energía esas partículas serían balas de rifle, los rayos X balas de pistola, el ultravioleta lejano piedras, el violeta pelotas de goma, el rojo pelotas de ping pong, y hacia abajo cosas más sutiles, básicamente bolas de algodón.

Un balazo o una pedrada son biológicamente agresivos, potencialmente mortales. Lo son desde el primer impacto, no hay dosis inocua. En cambio con pelotas de ping pong es muy difícil matar a alguien. No es imposible, te puedes atragantar, te pueden asfixiar enterrado en una piscina de pelotas de ping pong. Pero hacen falta condiciones muy extremas y muchas pelotas (mucha intensidad) o situaciones muy exóticas.

"Radiaciones ionizantes", las compuestas por fotones de alta energía, capaces de producir daño biológico rompiendo enlaces químicos. "Radiaciones no ionizantes", las compuestas por fotoncitos que no tienen energía para producir esos daños por mucha intensidad que haya. Por supuesto que este asunto no agota los efectos biológicos de las radiaciones electromagnéticas, pero es un punto de partida.

sábado, 21 de enero de 2017

Predicciones

Recientemente hemos tenido unos días de mucho frío y, en algunos lugares, de mucha nieve. Los meteorólogos han intentado transmitir la información de que disponían, lo que científicamente se podía predecir. Esas predicciones han generado quejas... en los dos sentidos. Para unos se ha pronosticado más frío del que luego ha hecho, para otros no se ha dado cuanta precisa de la nevada que les esperaba en la carretera. Habrá hasta quien se quejó de las dos cosas en distintos momentos. Por alguna razón tendemos a indignarnos por que las predicciones del tiempo no sean totalmente precisas, algo que está fuera del alcance del conocimiento científico actual.


Siempre me ha parecido injusto que se les exija a los científicos más de lo que es posible predecir. El caso más extremo fue la imputación y condena de unos sismólogos italianos por no predecir un terremoto (aunque al final les absolvieran en instancia superior). Muy injusto especialmente por comparación con otros sectores en los que los errores de predicción son de bulto y eso no genera la más mínima reacción social.

Una hipótesis es que esa exigencia se debe precisamente a que a meteorólogos y sismólogos se les percibe como científicos de verdad y en la imagen social de los mismos está un poder de predicción prácticamente ilimitado. ¿No son capaces de poner un hombre en la luna y hacer volar aviones? Ya en una ocasión anterior concluíamos que los mitos sobre cómo es la ciencia (los científicos, el progreso, etc.) están en la raíz de la proliferación de ideas pseudocientíficas. No deja de ser paradójico... y un poco triste. Haríamos bien en insistir en una imagen social de los científicos y las científicas más realista.

(Los recortes sobre la nieve no son de esta tormenta, sino de años anteriores, pero para ilustrar el asunto valen igual)

Descubro que sobre los fallos de las predicciones económicas y su comparación con la meteorología había escrito ya hace 6 años. Parece que empiezo a repetirme...

lunes, 16 de enero de 2017

Hablando sobre Wifi en Onda Vasca

El pasado día 10 me entrevistaron en Onda Vasca a propósito del tema de la creciente "WiFifobia", como está disponible el audio y quedó bien la cosa lo dejo a continuación:


Esta entrevista es la inaguración de una temporadita de charlas sobre el tema, una en Pamplona y otra en San Sebastián:

domingo, 15 de enero de 2017

En el blog

Desde que cerró Google Reader, anticipando el cambio de suscripción a blogs por las redes sociales como sistema de información, anuncio las entradas de éste con la coletilla "en el blog".

En el blog han pasado 4 semanas sin publicación, se ha cerrado el año con menos entradas desde que existe, hemos cumplido el noveno año de existencia y he faltado a la tradicional publicación de metablogueo de fin de año.

No tengo ganas de comentar todas esas cosas, pero me siento en la obligación. Y como no lo hago tampoco continúo con publicaciones típicas a la espera de colocar esta, así que vamos a por ella y ya está. Total, con anunciarla poco y publicar pronto otras cosas resultará poco visible.

La falta de tiempo nunca me ha impedido escribir aunque fueran notitas breves, al revés, me servía de como un momento de relajo y cuando estás con muchos líos no te faltan ideas. Lo que hace que no escribas es la falta de motivación, situación a la que me han conducido problemas familiares. Encauzada la situación (que no resuelta, ya que hay cosas que no tienen solución) hay que acotar el esfuerzo anímico que supone y continuar con actividades apetecibles como el blogueo, que a eso a lo que habíamos venido aquí.

El contador de visitas de Blogger se ha vuelto loco hace tiempo y no da nada fiable. Analytics parece funcionar mejor. El resumen de lo que veo allí, unas 800 visitas mensuales menos octubre que tuvo la entrada más exitosa del blog en mucho tiempo (la de las grasas). En general un 5% menos que al año 2015, seguramente debido a publicar menos entradas. Tras nueve años y manteniendo la gran diversidad en cuanto a temas publicados la situación está estabilizada. Demasiados son, sois, para unas notas deslabazadas (y llenas de erratas) que, sobre todo, me dejo a mi mismo (manteniendo el espíritu fundacional, y si no véase la primera entrada).

Y dicho esto, a ver si recuperamos el tono y pasamos a cosas más interesantes.