domingo, 19 de febrero de 2017

Wifi, debates y noticias

Tras el último "debate" al que me invitaron sobre los efectos del WiFi en la salud decidí no ir a más; pero no se si mantendré mi palabra, dejarles el terreno libre a los charlatanes no es buen plan tampoco. En esos debates "cara a cara" los charlatanes se permiten cualquier género de mentira sin inmutarse, y cada una de ellas, soltada en 15 segundos, requeriría de horas para desmontarla correctamente. Así que estás perdido antes de empezar. Además casi todos los asistentes tienen ya postura fuertemente tomada, así que no hay a quien convencer.

Lo verdaderamente positivo de este debate ha sido que diera lugar a piezas en medios de comunicación que han resultado mucho más adecuadas que el debate en si. Una en radio que ya puse aquí y otra en televisión que dejo a continuación, son 3 minutos de teleberri:

martes, 14 de febrero de 2017

Niñas científicas


El pasado día 11 se celebró el día internacional de la mujer y la niña en la ciencia. Se trata de romper el prejuicio de que eso es demasiado difícil para ellas. Hay demasiados prejuicios, sociales, familiares, de género, de clase...

Es difícil en ocasiones trabajar por ese objetivo. Hubo una campaña de la UE de científicas con tacones bastante lamentable. Intentaba hacer compatible el estereotipo de mujer femenina con tacones con la profesión de científica... pero parece que se excedía con el estereotipo. También hubo cierta polémica con la camiseta "no quiero ser princesa, quiero ser científica", como si fueran opciones necesariamente excluyentes.

La ciencia no tiene nada que la haga "cosa de hombres", nada la hace incompatible con cualquier modelo de feminidad que una mujer quiera desarrollar. Es una actividad maravillosa a la que poderse dedicar, como a cualquier otra. A ver si derribando estereotipos se puede conquistar la auténtica libertad de elegir.

lunes, 13 de febrero de 2017

Científicos independientes y amigos

Hace unas semanas comentaba la importancia del funcionariado para disponer de científicos independientes. Un amigo mío, geólogo, ha sido despedido como profesor universitario tras 25 años en UNa universidad en gran medida (quizá exclusivamente) por las opiniones que sostiene basadas en su juicio técnico.

Hoy le dedica Javier Armentia su columna al tema y el interesado lo contó en su blog hace unos días (ver).


Yo no tengo más que añadir salvo solidarizarme ¡Ánimo Antonio!

jueves, 9 de febrero de 2017

Ciencia, política y Garoña

No conozco suficiente los detalles técnicos que sustancian el permiso de reapertura. Algunos de los argumentos que he oído en su contra son técnicamente absurdos. Decir que es gemela de Fukushima en vez de argumento en contra debería ser a favor, ya que fue capaz de soportar un evento descomunal (terremoto, tsunami y black out) y sufrir solo daños moderados. Pero por otro lado no tengo nada claro que las extensiones de vida más allá de unos poquitos años sean buena cosa. Si por mi fuera preferiría la construcción de reactores nuevos de potencias más bajas y seguridad pasiva... pero, en cualquier caso, la decisión es política.

Las decisiones sobre obras e instalaciones de interés social son políticas, no técnicas. Tienen un importante sustrato técnico, sin duda, ya que lo posible y su costo están definidos en términos técnicos. Qué trazado de una autopista de Madrid a Cuenca es más barato, o qué viaducto es imposible con la tecnología actual son informes técnicos que deben sustanciar la decisión, pero la solución final es política. Al final a unos les expropiarán tierras y a otros no, unos vivirán al lado de la nueva vía y otros lejísimos. Ponderar beneficiados, perjudicados, costes y beneficios es cosa del procomún, de la Política.

Reabrir Garoña entra es esa categoría. El soporte técnico debe decir qué niveles de seguridad hay, qué reformas son imprescindibles para un funcionamiento con garantías, etc. Pero al final, unos son beneficiados y otros perjudicados. Unos tendrán trabajo, otros ganaran dinero, otros vivirán riesgos reales y sufrirán por peligros seguramente percibidos más grandes de lo que son. Y eso lo han de dirimir los representantes de todos.

Creo que tan absurdo como que los políticos decidan redondear PI es que los ingenieros decidan si hay que reabrir o no una central nuclear. Los conocimientos científicos no son democráticos y las decisiones sociales no son técnicas.

Por parte de los técnicos, más que insultos a los "ecologistas", me gustaría escuchar un buen (1) argumentario sobre la seguridad de las extensiones de vida. 

---
(1) Bueno en este contexto quiere decir divulgativo, que no se esconda en oscuro tecnicismos, pertinente, que evalúe riesgos razonablemente, etc.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Dar conversación


Todos los niños dibujan. Luego casi todo el mundo deja de hacerlo y quienes continúan aprenden a hacerlo bien... yo no estoy en esas categorías ;-P

lunes, 6 de febrero de 2017

¿Burocracia docente?

Por si alguien tiene alguna duda de a qué nos referimos cuando hablamos de burocracia docente, dejo a continuación el resumen de mi última tarea (es todo real)

 
- Por favor, rellena la ficha docente de la asignatura X. Ya sé que no se va a impartir de momento, pero tiene que estar completa la oferta. Ten cuidado con que todo resulte coincidente con la última versión de la memoria verificada ANECA del título a que corresponde. No te llevará más que un ratito.

1.- Buscar la memoria verificada ANECA en la web de la universidad, utilizando google, claro, intentar navegar y llegar a puerto en una página corporativa es temerario.
2.- Encontrada la memoria se baja el pdf y se escrutan las 60 páginas hasta encontrar la correspondiente referencia a la asignatura X.
3.- Se copian los apartados correspondientes en un documento (por ejemplo txt)
4.- Se busca un archivo con la estructura de las fichas docentes porque, claro, la aplicación informática donde se alojan no está abierta ahora. Además yo no tengo asignada esa asignatura, así que no tendría acceso aunque lo estuviera.
5.- Encontrado el archivo de otra asignatura se borra lo que había de la original y se deja listo para empezar la nueva.
6.- Se transcriben literales los campos que estaban en la memoria (los que ya teníamos en un txt), que son unos 8 de los 15 de que consta la ficha.
7.- Se inventa algo coherente que poner en los campos restantes.
8.- Se graba y se envía.

Tiempo total empleado 2 horas.

Y además, si un día hay que dar esa asignatura, a saber quién será el afortunado. Aun en el caso de que sea yo, luego me sentiré atado por el valor que puse al examen o por el temario que inventé a toda prisa. No digamos si es alguien totalmente distinto.

De estas hay un montón a lo largo del año. Los juicios de valor los dejo para otro día, que no es cuestión de comenzar con las palabras gruesas... Un ratito, un ratito...